domingo, abril 14, 2024
Google search engine
InicioHotelesEl icono de la hostelería de lujo en los Alpes.

El icono de la hostelería de lujo en los Alpes.

Hace años conocí por medio de mi amigo Juan Gómez, director comercial de la cadena hotelera Kempisnki, en Abu Dhabi feudo del mayor hotel de cadena, en aquel momento, el espectacular y lujoso Emirates Palace, un autentico 7 estrellas con un costo de más de 3000 millones de USD. Desde entonces por motivos profesionales, personales y laborales he pernoctado en muchos de ellos, como el Falkenstein de Frankfurt, el Giordino de Constanza en Sicilia, el Bahía Estepona en Málaga, el Ciragan Palace en Estambul, el Leela Palace de Udaipur en India, el Shenzen Xian en China o el Bilija Lodge en el Serengueti. Me gustaría decir que esta cadena y sus hoteles, junto con las marcas Indias Taj y Oberoi son en sí mismo un destino, todo un lujo por sus servicios, sensaciones que se viven, historia, localización y valores añadidos que ofrecen a los clientes.
Esta cadena hotelera alemana, Kempinski, fue fundada en 1897 y tiene más de 70 hoteles en el mundo (con una gran implantación en China) y es propiedad de la Crown Property Bureau de Thailand, es decir de la familia Real Tailandesa, donde en uno de sus solares en Bangkok, tiene situado otros de sus lujosos hoteles.
Hoy quiero hablaros de uno de mis hoteles favoritos de montaña, el Kempiski Grand Hotel des Bains, situado en Saint Moritz, a 1856 metros de altitud en el cantón de los Grisones, en Suiza. Saint Moritz es un famoso balneario de verano por sus aguas medicinales y quizás la más glamurosa y sofisticada estación de ski europea, ya que a sus lujosas tiendas y establecimientos se ha de sumar que ha acogido los juegos olímpicos de invierno en 1928 y 1948, además de varias copas del mundo de ski.
Para llegar a esta pequeña población suiza, hermanada con la ciudad argentina de San Carlos de Bariloche (como me gusta también su exquisito Hotel Charming – Luxury Lodge) de poco mas de 5000 habitantes y situada a 1856 msnm. Recomiendo llegar vía aérea al aeropuerto de Zurich (también se puede llegar vía Milán o Ginebra). Una vez en Zurich, recomiendo tomar el tren Albulapass, hasta la población de Chur, donde se podrán contemplar unos increíbles paisajes. También hemos tenido algunos clientes llegados de Suramérica que les hicimos un vuelo privado hasta el aeropuerto regional de Samedan, a escasos 8 kilómetros de Saint Moritz.
Una vez en la población, iremos a la Via Mezdi, donde se sitúa el magnífico Hotel Kempiski, prácticamente a pie de pistas y disfrutaremos de sus servicios y restaurantes durante nuestra estancia. Este hotel imponente de 6 plantas y dos torres, tiene unas buenas habitaciones empezando por las Classic Rooms y acabando por las Grand deluxe Room que hacen de la estancia todo un relax después de la jornada de ski en invierno. Entre sus restaurantes recomiendo el “Les Saisons“ y por supuesto deleitarse con mi plato preferido el “Rostl“ un calórico manjar a base de patatas, quesos, huevos y pollo.


Por la mañana se pueden disfrutar de sus pistas olímpicas, con más de 350 kilómetros esquiables y por supuesto de las increíbles vistas, dominadas por el Piz Nair y sus 3057 msnm, sin duda una de las mejores superficies esquiables de los Alpes, con todo lujo de instalaciones y servicios para los esquiadores, así como quemar adrenalina en la bajada del canal del hielo, un descenso acompañado por un piloto en un bob en la única pista de hielo natural del mundo y como no (yo nunca me he atrevido) lanzarse por la pendiente de la Pared del Piz Nair donde salen los corredores de descenso de la copa del mundo.


Llegando la tarde y después de una buena ducha, llega el Apre Ski y en esta pequeña población, es todo un espectáculo. Aconsejo disfrutar de unos buenos cafés y tés en los salones de los otros hoteles emblemáticos de Saint Moritz, el Kulm, el Carlton o el Waldhaus an See; relajarse en el Spa del Hotel; ir en coche de caballos de St Moritz – Dorf a St Moritz – Bad, arropado por las generosas mantas del carruaje; perderse por las tiendas y boutiques de lujo de Via Serlas o tomar el primer tranvía eléctrico de Suiza, el famoso Trambakli.

Desde la habitación 417 se puede decir NEAR THE SKY & TOP OF THE WORLD y es todo un lujo poder disfrutarlo con amigos, mientras poder preparar incentivos para clientes corporativos de NTC Company

Post relacionados
- Advertisment -
Google search engine

Más populares

Comentarios recientes

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies